Ley De Acceso a la Tierra Ya: por un país con alimentos sanos y a precio justo

La semana pasada, la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) presentó el proyecto de #LeyDeAccesoALaTierraYA por tercera vez en el Congreso Nacional. Con el mismo, se busca crear un fondo y facilitar herramientas para el acceso a créditos destinados a la adquisición de inmuebles rurales y a la construcción de viviendas para las familias productoras que carezcan de tierra propia.

Desde la UTT, hablan de un “#ProcrearRural”, buena imagen para entender que el proyecto presentado al Congreso busca la creación del Fondo fiduciario público de crédito para la Agricultura Familiar – CREPAF, como política rural de promoción del derecho a la vivienda, a un hábitat digno, al desarrollo económico y social.

La idea principal es que las familias productoras de la tierra puedan acceder a una vivienda digna y a una parcela donde producir alimentos sanos y soberanos, lo que favorecerá tanto a lxs productorxs como a toda la población argentina.

Según informan desde la UTT, más del 60% de alimentos que circulan en el mercado interno de nuestro país es producido por pequeñas familias productoras. Sin embargo, sólo el 13% de la tierra está en manos de esxs pequeñxs productorxs. Mientras tanto, el 1% de las empresas agrarias controlan el 36% de la tierra cultivada en nuestro país. A través del Censo Agropecuario realizado en el año 2018, se pudo saber que, desde 2002, desaparecieron 100.000 explotaciones agropecuarias, lo que confirma que la concentración de la tierra es una tendencia en continuo aumento para todo el territorio nacional.

“La mayoría de las familias agrícolas posee sin título o arrienda en condiciones abusivas las tierras que trabaja. La falta de seguridad sobre la tierra para quienes viven y producen en el mismo inmueble arrastra una cadena de consecuencias sociales, ambientales y productivas. Por lo tanto, esta ley busca ofrecer una herramienta crediticia para facilitar el acceso a créditos destinados a la adquisición de inmuebles rurales y la construcción de viviendas para la Agricultura Familiar de las familias productoras que carezcan de tierra propia”, afirman, haciendo hincapié en algo que no es nuevo: la falta de políticas adecuadas hace que miles de familias que producen la mayoría de los alimentos de consumo local vivan en condiciones de extrema vulnerabilidad económica-sanitaria.

Según el Ministerio de Agroindustria de la Nación, la agricultura familiar produce “el 70 por ciento de la yerba mate, el 62 por ciento del tabaco, el 61 por ciento de pollos parrilleros y aromáticas, el 60 por ciento de los porcinos y el 59 por ciento de las hortalizas”. Además, se encarga de un tercio de la leche y un cuarto del ganado bovino y caprino del país, y genera el 53% del empleo en el sector.

Para la UTT, la aprobación de la ley significaría un hecho histórico para la construcción de un nuevo modelo agroalimentario en la Argentina y el avance hacia la #SoberaníaAlimentaria: “Con tierra propia, lxs pequeñxs productorxs pueden producir alimentos agroecológicos de calidad y a precios justos para el pueblo argentino. El proyecto no solo es una respuesta frente a las necesidades del sector, sino que también podría ser la solución para la crisis alimentaria que hoy vive nuestro país y garantizar el acceso de todas las familias argentinas a una alimentación sana, segura y soberana”.

Fuente: La Tinta

Comparte en tus redes sociales