Ley Nacional por la Inclusión laboral trans y travesti: una deuda histórica

Este martes se realizó la primera reunión informativa para el tratamiento de la Ley para el Acceso laboral de personas trans y travestis, organizado por la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados de la Nación. Estuvieron presentes compañerxs activistas trans y travestis de distintas organizaciones y lugares del país. Conversamos con Karin Tuma, Secretaria de Identidades Trans, Travestis, Intersex y No Binaries de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y con Candelaria Sajama referente de ATTTA Córdoba, quienes participaron del espacio de debate.

Distintas organizaciones y espacios de militancia trans y travesti, vienen hace tiempo dando el debate y demandado una ley de abordaje integral que garantice el derecho al trabajo y seguridad social, entre otros derechos. Son siete los proyectos de ley presentados para legislar sobre el tema, hay puntos de encuentro y desencuentro en las propuestas, pero algo queda claro: es una ley urgente, es un tema prioritario en este contexto actual pero sobre todo, por las condiciones económicas y sociales en que nos dejará esta pandemia.

Say Sacayán, coordinador del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L), hizo memoria de la ley que lleva el nombre de Diana, su hermana, que abrió caminos con su lucha. En la propuesta que proponen desde su espacio, demandan un cupo en la planta del Estado, y parafraseando a Lohana cuando hablaba sobre el ingreso a la universidad, dijo: “Cuando una persona travesti entra al Estado, le cambia la vida a esa travesti; cuando muchas travestis entran al Estado, cambian al Estado”.

En diálogo con La tinta, Candelaria Sajama, referente de ATTTA Córdoba, contó que el encuentro fue para empezar a debatir sobre la inclusión laboral a nivel nacional, una reunión informativa para escuchar a diferentes voces referentes de distintas partes del país: “Fue un espacio donde aunar criterios, para escuchar sobre todo diferentes opiniones, voces y experiencias de las personas trans que viven no sólo en Buenos Aires sino en otras partes del país. Había chicas de Chaco, Neuquén, Córdoba, fue una linda linda experiencia poder compartir con los diputadxs de la Cámara de la Nación”.

Sajama explicó que presentan una ley integral trans para abarcar desde las infancias y adolescencias trans hasta la vejez trans. “Que incluya el acceso al trabajo pero que también sea una reparación histórica para mujeres mayores, que incluya el acceso a la vivienda, a becas de estudio y programas de no discriminación”.

Imagen: Colectivo Manifiesto

Por su parte, Karin Tuma, secretaria de Identidades Trans, Travestis, Intersex y No Binaries de la Liga LGBTIQ+ de las Provincias, remarcó que el Estado tiene una deuda pendiente con ellxs, porque si la ley de inclusión laboral formal existiera, la situación de lxs compañerxs trans y travestis no sería una situación de emergencia como lo es hoy. “Hechos como el de hoy nos llevan nuevamente a retomar nuestra lucha diaria y el compromiso que tenemos las personas que estamos activas dentro de la militancia por todos nuestros derechos. Estamos muy felices de que el proyecto que presentamos desde nuestro espacio se empiece a tratar en esas reuniones informativas, que será la primera de muchas hasta poder llegar al recinto”, contó Karin a La tinta.

El contexto de pandemia evidencia las condiciones de desigualdad estructural y de discriminación históricas que sufrió y sufre la comunidad trans: “A nuestras compañeras hoy en día les cuesta cubrir la necesidad básica de la alimentación, porque muchas al no poder ejercer el trabajo sexual, quienes lo hacen, no tienen como cubrir sus necesidades básicas”.

Tuma explicó que el proyecto de Ley Lohana Berkins que presentaron desde su espacio, apunta al ámbito público y privado, hablan de inclusión y no de cupo, porque en la idea del cupo alguien cede un lugar y lo que demandan es “una inclusión total”. Además remarcó que es importante que para aquellas compañeras que han elegido que el trabajo sexual como fuente laboral, puedan tener los mismos beneficios que el resto de los trabajos; obra social, aportes jubilatorios y todos los derechos que tiene una persona con un trabajo digno.

“Hechos como el que vivimos hoy, de estar presentes en representación de tantas compañeras a lo largo y ancho del país, nos llena de orgullo y satisfacción, nos lleva a seguir luchando en esta deuda que tiene el Estado para con nosotrxs por no estar incluidas dentro del ámbito laboral. Lo importante es seguir con este camino que ya lo empezaron a hacer compañeras que hoy ya no están y que generaciones más jóvenes hemos retomado apostando y apoyando a sus ideales, a los sueños que tuvieron y esa proyección de futuro que veían en sus tiempos de militancia”.

“Seguimos apostando y levantando las banderas de lucha para que seamos miles de mariposas volando en esta Argentina y por el mundo. Y que seamos un país más igualitario para poder seguir escribiendo esta historia para con nosotrxs, una memoria de lxs que ya no están, de lxs que estamos y de lxs que vendrán, para que en el futuro no tengan que pasar por lo hemos pasado. Sería muy gratificante este año, ante todo lo que estamos viviendo, poder gritar bien fuerte que la Ley Lohana Berkins, ya es ley”, concluyó con mucha emoción Karin.

Fuente: La Tinta

Comparte en tus redes sociales