Un festival y un grito por la emergencia de las villas

La organización que nuclea a espacios culturales porteños invitó a artistas, comunicadores, salas y grupos de todo el país a sumarse con acciones “virtuales o físicas”. La intención es hacer visible la situación de los barrios más vulnerables en el contexto de la pandemia.

“Las deudas históricas y estructurales del gobierno de la Ciudad con nuestras villas y barrios populares se vuelven más urgentes y graves en este contexto de emergencia sanitaria”, plantea un comunicado de la asociación civil Espacios Escénicos Autónomos (Escena), que organizó para este sábado el festival “Acción poderosa”. Artistas, comunicadores, espacios y organizaciones fueron invitados a sumarse con acciones “virtuales o físicas”. Lo recaudado por la gorra virtual será destinado a La Poderosa.

La iniciativa llega días después de que se supiera que Ramona Medina, vecina y comunicadora de la organización en la villa 31, dio positivo de Covid-19 . Fue intubada por tratarse de una paciente de riesgo. Había denunciado públicamente al gobierno porteño por el abandono ante el aumento de casos y la falta de agua. Sus dos hijas, su sobrina y sus cuñados están entre los nuevos confirmados.

“Es un festival abierto a cualquiera que quiera participar. Armamos un formulario web y lo ampliamos a todo el país”, dice Sebastián Moreno, gestor del Teatro Carnero (Villa Devoto) y miembro de Escena. Habrá tres tipos de acciones: virtuales en vivo, pregrabadas o físicas. “En este último caso sugerimos que saquen una foto o hagan un video, porque queremos recopilar las acciones y divulgarlas.” Las propuestas se publican en la cuenta de Instagram del festival (@accionpoderosa).

Algunas de las actividades serán: la obra Tartufeta, contra la política neoliberal y berreta, dirigida por Diego Rodríguez; el espectáculo 33 en línea, de música, danza y humor (por Espacio 33); entrevista a Aldo El Jatib, director de El Rayo Misterioso (grupo rosarino); cine para vecinos proyectado por el espacio Querida Elena. Todas las intervenciones coexistirán a las 19, en cada caso con una lectura introductoria sobre el sentido de la acción: “visibilizar la emergencia de las villas de la Ciudad”, focos de contagio de coronavirus. “Sin servicios básicos cubiertos y sin urbanización no hay aislamiento posible ni protocolos aplicables”, sugiere un comunicado de Escena. El cierre será a las 20 con un grito colectivo en “barrios y redes”, que tomará “la simbología de las tapas de La garganta poderosa”, brazo literario de la organización a la que se dedica el evento. La iniciativa tiene un espíritu similar a Fotografes x los barrios : fotógrafos de todo el país donaron imágenes en solidaridad, también, con los sectores a los que contiene La Poderosa.

“Cada vez se pone peor la cosa. Los compañeros están muy deprimidos. El caso de Ramona los tocó muy fuerte. Los pibes del barrio están grabando videos y los vamos a incorporar al festival”, cuenta Moreno. “No hay respuesta real a lo que ellos dicen y gritan todo el tiempo. La pandemia sólo agravó los problemas y los colocó al límite de la muerte. El gobierno dice que maneja la situación pero las condiciones son las mismas de siempre. Es importante hacernos cargo como sociedad”, concluye. Los comedores en los barrios están “sobrepasados” y faltan elementos sanitarios y de higiene.

Escena nuclea a cerca de 40 espacios dedicados al arte en la Ciudad (teatro fundamentalmente). En asamblea aprobó la creación de un fondo solidario armado con aportes de salas que recibieron subsidios del Instituto Nacional del Teatro en el contexto de la pandemia, para destinarlo a aquellas que no cobraron nada y apoyar a “artistas y compañeros” que no están percibiendo ingresos. Sobre todo, lo que asfixia a los espacios es el pago del alquiler cuando se encuentran inactivos. “También estamos manteniendo articulaciones hacia el afuera, para ver de qué manera colaborar, no sólo económicamente. Tenemos reuniones con otras organizaciones. Nuestro lema es que la salida es colectiva.” Hace unas semanas, la agrupación lanzó un comunicado con una frase contundente: “No hay ninguna ‘normalidad’ a la que debamos volver, porque es en esa ‘normalidad’ que se funda nuestra precarización”.

Fuente: Pagina 12

Comparte en tus redes sociales